Asesinatos, auto agresiones y violencia en Cuba

Este es un blog digital conformado con los artículos, opiniones, ensayos, etc. de periodistas independientes. Participan también activistas de derechos humanos en Cuba y Roberto de Jesús Guerra Pérez. Pretendemos registrar asesinatos, violencia y auto agresiones para demostrar que en la isla si suceden estos hechos y que la prensa oficial no da a conocer. Este sitio ya había sido abierto, pero en tres ocasiones lo cerraron los enemigos de la verdad y la libertad de expresión.

Desidia médica en Holguín


Por: Luis Felipe Rojas R. /Fotos: Caridad Caballero Batista.

C
ruzar las Alambradas


La historia me la puso mi colega Caridad Caballero Batista entre las manos. Me dio las fotos como quien entrega un corazón latente para ser salvado con urgencia.


En el año 2005 Alberto Laguero Castro se encontraba comprando cerveza a granel en un kiosco, en el marco de los carnavales holguineros. Desde entonces su vida es la odisea que él cuenta a quien se lo pida y que en parte mostramos en estas imágenes.

Los policías Héctor Luis Pérez Osorio y Frank Ochoa Angulo lo golpearon como a muchos más en el tumulto por comprar la cerveza y lo trasladaron detenido a la Unidad de la Policía conocida como “El anillo”, antes era la 1ra Unidad, ubicada en Martí y Narciso López, Holguín. A las pocas horas comenzó a gritar por el fuerte dolor, pero no le hacían el menor caso, hasta que los dolores aumentaron y ante la insistencia decidieron llevarlo al Hospital Lenin, de la misma ciudad.


Alberto, que ahora tiene 31 años y por entonces fungía como custodio en una empresa de Seguridad y Protección, dice que le dictaminaron lesión de médula. Lo hospitalizaron por seis meses, hasta que sus padres lo llevaron a La Habana, para ser tratado por especialistas de mayor rango, aún así la madre se queja: “Mi hijo fue torturado por esos esbirros y hasta el día de hoy no les han hecho nada me escribieron del Consejo de Estado diciendo que los policías ahora no tienen culpa, salieron absueltos del juicio y no pasó nada”.

Un tiempo después le construyeron una pequeña habitación con un baño, pero “los trabajadores sociales no vienen aquí, ni los médicos”, dice la madre.

“Yo he tenido que hacer de enfermera, buscar los medicamentos en el consultorio y llevarlo y traerlo del hospital porque nunca tienen ambulancia para prestarme ese servicio”, agrega.


A esta desgracia se suma que Carmen Luis Castro Masabó, la madre del joven torturado, tiene dos mellizas retrasadas mentales, las que ha tenido que enviar con su ex esposo, ya que ella se marcha para el trabajo y tiene que dejar a Alberto solo, “Todo el día se lo pasa solo porque yo soy educadora de Enseñanza Especial y he debido ponerme a trabajar otra vez pues no recibo ninguna ayuda del estado y si seguimos así nos vamos a morir de hambre”, y concluye, “yo espero por lo menos que si no hay justicia del gobierno, Dios se ocupe de impartir justicia ante el hecho aberrante que han cometido con mi hijo, nadie merece que le hagan esto. Estoy desesperadaza, todo ha quedado en la más absoluta impunidad”.
Publicado el 3/15/2010 09:38:00 p. m. por Frank Caner

Etiquetas , , |

0 Commentarios »

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails